Fecha

La ministra de educación de Ecuador María Brown y la ex ministra Monserrat Creamer coinciden: “No podemos volver a la educación que teníamos antes”
Durante un encuentro organizado por el IIPE UNESCO, las autoridades contaron cómo se hizo el traspaso de gobierno y apostaron en la continuidad de las modalidades flexibles de aprendizaje.
DTR - Continuidad de políticas educativas en contexto de pandemia y post-pandemia

La ministra de educación de Ecuador María Brown y la ex ministra Monserrat Creamer participaron este martes 15 de un evento virtual para discutir por primera vez las políticas adoptadas durante la pandemia, el traspaso de gobierno y lo que esperan para la educación de Ecuador en los próximos cuatro años.

El encuentro fue organizado por el IIPE UNESCO, que, tras analizar el modo en que se realizó el traspaso de mando, lo identificó como un ejemplo para la región. Responsable de apoyar a los países en el cumplimiento de sus objetivos educativos, el Instituto defiende que la recuperación de la crisis generada por la COVID-19 depende en gran medida de que haya una continuidad de las políticas implementadas, tanto en el contexto de la post-pandemia como en eventuales cambios de gobierno.

“Con frecuencia, la transición entre dos gobiernos e, inclusive, entre dos administraciones ministeriales de un mismo gobierno, conlleva una pérdida de conocimiento institucional y una completa discontinuidad en la toma de decisiones relativas a la educación”, afirmó en la apertura del evento Pablo Cevallos Estarellas, director de la Oficina para América Latina del IIPE UNESCO. “Es comprensible y hasta deseable que con la llegada de un nuevo gobierno se revisen las políticas, pero en educación lo ideal es que esto se haga ‘construyendo sobre lo construido’”.

En contramano de la tendencia histórica regional, este fue el camino tomado el último mes de mayo en el Ministerio de Educación de Ecuador. A través de un proceso de transición ordenada, la gestión de María Brown pudo acceder, en sus palabras, “de forma completa y transparente” a la información necesaria para dar continuidad al plan de superación de la crisis educativa generada por la COVID-19. “Ahorramos una cantidad de tiempo importante”, comentó la nueva ministra.

Durante la transición, que contó con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el gabinete de Creamer cargó en una plataforma todos los desafíos relacionados a las estrategias implementadas, además de información sobre presupuesto, nudos críticos y resultados esperados. Para la ex ministra, este modelo de transición de gobierno debe ser emulado y sistematizado en los demás países de la región

El plan de continuidad educativa de Ecuador, iniciado en los primeros meses de pandemia, consiste fundamentalmente en tres etapas. La primera, Aprendemos Juntos en Casa, se refiere al conjunto de iniciativas que permitieron la educación remota y es la etapa en que todavía se encuentra la mayor parte de la población ecuatoriana. La segunda, Juntos Aprendemos y nos Cuidamos, trata del retorno progresivo, seguro y voluntario a las clases presenciales. La tercera, para el periodo post-pandemia, estará en manos de la gestión de María Brown y se llamará Todos Volvemos a la Escuela.

Durante el diálogo, las ministras coincidieron en que volver a la escuela después de la pandemia no significa volver a la escuela de antes. Brown afirmó que durante este periodo las familias y los estudiantes han podido reconocer que pueden convivir distintas modalidades de aprendizaje y que es beneficioso que éstas además sean flexibles y adaptables a cada contexto.

“Sería una pena que después de todo esto volvamos a tener un sistema educativo como el que teníamos antes. Tenemos que salir de esto con sistemas educativos innovadores, robustecidos, distintos, que respondan mejor al contexto, que se adecuen a esta nueva realidad”.

María Brown, Ministra de Educación de Ecuador

Otra lección aprendida es que el vínculo generado entre familia y escuela debe mantenerse y profundizarse. “Estábamos yendo cada vez más hacia modelos educativos donde los padres de familia, sobre todo en áreas de alta densidad poblacional, dejaban a sus hijos en las instituciones educativas y poco conocían de qué sucedía al interior de esas cuatro paredes. La pandemia ha desnudado esto frente a las familias, que ahora conocen mejor qué aprenden y cómo aprenden sus hijos”, dijo Brown.

Creamer estuvo de acuerdo con que es el momento de transformar la educación. “Por más que hemos hablado de reformas educativas muchas veces, llegó el momento de realmente generar un ecosistema educativo donde la escuela interactúa con las familias, con las áreas de nutrición, emprendimiento, medio ambiente, con la comunidad y con los problemas reales, y donde el estudiante aprende haciendo, sintiendo, creando sus propias soluciones”, complementó la ex ministra Monserrat Creamer.

Las ministras defendieron por último el avance en el uso de tecnologías en educación y la inclusión digital, mencionando asimismo la importancia de la alfabetización mediático-informacional, la ciudadanía digital y el desarrollo del pensamiento crítico en redes.

El evento “Diálogo Técnico Regional: Continuidad de políticas educativas en contexto de pandemia y post-pandemia” se realizó en el marco de la Red de Especialistas en Política Educativa de América Latina del IIPE UNESCO. Participaron representantes de 11 países de la región.